Bienvenidos

Aquí encontrarán contenido muy variado: desde cuentos debidamente ficcionalizados a análisis y soluciones de videojuegos, pasando por otras categorías indefinidas que podrán ser analizadas por los lectores mientras las estén procesando.

Búscame (si puedes)

jueves, 1 de marzo de 2018

Top seven: películas familiares de los 90 (que no son Home Alone)

Ah, el cine familiar... esas comedias destinadas básicamente al público infantil que puede disfrutar toda la familia (básicamente porque mantiene a los niños entretenidos y les da un respiro a los padres). Películas cálidas, graciosas, amables, simpáticas, que dejan buen sabor de boca y una sensación de bienestar en el corazón.

Podría escribir una entrada interminable sobre este género (en especial si me dedicara a la década de los 80s), hablando de películas entrañables que marcaron mi infancia y de lo mucho que disfrutaba (y aún disfruto) verlas. Pero un reciente estudio de marketing revela que las entradas largas tienden a aburrir brutalmente a los consumidores de blogs, por lo que he decidido procesar, condensar y regurgitar el texto en forma de un nuevo ranking destinado únicamente a una década en especial: la infame década de los 90, que, no por infame, deja de tener cosas fascinantes. Como indica el título, agregar Home Alone (o su secuela/fotocopia) al ranking hubiese sido demasiado obvio, así que he decidido dejarla fuera y centrarme en películas quizá no tan conocidas o que han caído lentamente en el olvido. (Quién sabe, tal vez en un futuro cercano escriba una entrada dedicada exclusivamente a la película que catapultó a Macaulay Culkin a la fama).

Antes de empezar, una advertencia: Este top puede contener SPOILERS (me gustaría no tener que poner estos avisos, pero me obliga el sindicato). Ahora, sí, sin más preámbulos, comencemos:


7) GEORGE DE LA SELVA (1997). Allá por los 60s, había una serie de dibujos animados muy divertida que parodiaba al mítico Tarzán. Se trataba de George de la Selva, un atolondrado y torpe hombre selvático que se estrellaba contra los árboles cada vez que se lanzaba en liana. Tenía un elefante que se creía perro y convivía con un gorila que era mucho más inteligente que él y una guapa pelirroja llamada Úrsula. En 1997, Diseny lanzaba la versión cinematográfica, protagonizada por Brendan Fraser en el papel de George y Leslie Mann en el de Úrsula. La película es lo suficientemente divertida como para no hacerte bostezar, aunque el nivel de tontería alcanza cotas que pueden resultar desesperantes. No tiene nada o casi nada del sofisticado encanto y la absurdidad del dibujo original. Aún así, es una película entretenida, en especial para los más pequeños, con varias canciones pegadizas y mucho humor slapstick. En lo personal, cuando la vi de niño, me gustó, aunque por momentos extrañé al George original. Eso sí, los adultos la soportarán lo justo.


6) UN GUÍA EN APUROS (1995). Aprovechando el tirón de fama que le dio participar en Home Alone (lo siento, mencioné la película, sabía que no iba a poder evitarlo durante mucho tiempo), como uno de los torpes ladrones, Daniel Stern protagoniza esta simpática comedia en la que encarna a un repartidor de poca monta, que se ve envuelto en un turbio asunto de la mafia. Para escapar de las consecuencias, se hace pasar por guía de un grupo de niños exploradores que se van de campamento a las montañas; mientras los mafiosos y la policía le pisan los talones. Stern está francamente gracioso y la pandilla de niños que lo acompaña no se quedan atrás. Ninguno de ellos llega a resultar insoportable o desagradable. Buenas dosis de slapstick y humor algo grotesco, en una película menor, que en su momento no causó gran revuelo, pero entretenida, con toques de suspenso y pizcas de humor adulto. Los mayores también la disfrutarán. Una advertencia: no es para los más pequeños de la casa.


5) DANIEL EL TRAVIESO (1993). El popular personaje televisivo de los años 50s (que también tuvo su serie animada en los 80s), tuvo su adaptación cinematográfica en los 90, protagonizada por el genial Walter Mathau en el papel de Mr. Wilson y Mason Gamble como el temible niño problema, Dennis Mitchell. La película fue coescrita por John Hughes (¿Se dan cuenta como Home Alone ronda este ranking como un fantasma inquieto?) por lo que el parecido con la película de Chris Columbus es tan inevitable como evidente. De hecho, Mason Gamble parece un Macaulay Culkin de segunda mano, a pesar de que actúa bastante bien. También interviene el gran Christopher Lloyd en el papel (¡vaya, qué sorpresa!) de un mugriento y desalmado ladrón que tiene la mala idea de empezar a robar en el barrio residencial de clase media en el que viven Dennis y Mr. Wilson. La película contiene todo lo que podíamos esperar de un guion de Hughes: golpes, caídas, porrazos a troche y moche, sentimentalismo familiar y una sensación de déja vú, de que esto ya lo hemos visto antes (y mejor). Con todo, se disfruta y mucho.


4) BEETHOVEEN (1992). Las películas de animales no podían faltar en este top, clásicos ineludibles del cine familiar. Esta vez el protagonista es un simpático San Bernardo, que logra escapar por los pelos de una banda de desalmados ladrones que asaltan la tienda de mascotas en la que vivía y va a parar al hermoso hogar de una familia con niños pequeños, que rápidamente se encariña con él y lo bautiza con el nombre del gran compositor alemán, ya que el San Bernardo "canta" cuando uno de los niños toca la novena sinfonía en el piano. Simpática, agradable, tierna e inofensiva película que originó una serie interminable de secuelas de mucho menor calidad.







3) CASPER (1995). En los 90s, muchas películas se basaron en series animadas de los 50s o 650s. Casper no es la excepción. Protagonizada por Christina Ricci y Bill Pullman (hija y padre, respectivamente), además de Devon Sawa en la voz de Casper. Pullman es un investigador de lo paranormal que se muda a una vieja y destartalada mansión junto a su hija adolescente, con el objeto de exorcizarla de los fantasmas que la habitan: Látigo, Tufo y Gordi, tres malvados espectros que se encargan de aterrorizar a todo aquel que se atreva a entrar a su morada. Pero la casa también está habitada por Casper, sobrino de los tres malévolos fantasmas, un niño-fantasma solitario y triste que pronto entabla una gran amistad con Ricci. La película cuenta con muy buenos efectos especiales (los caricaturescos fantasmas están muy bien logrados) y un toque tétrico y oscuro que recuerda un poco a Tim Burton, además de unas cuantas gotas de humor negro. Atención especial merecen la villana (una maléfica Cathy Moriarty) y su sumiso esbirro, Eric Idle. Muy entretenida.


2) MOUSEHUNT (1998). Cerdos, perros, monos, delfines, ballenas... los 90 estuvieron plagados de películas familiares sobre animales. Y los ratones también tuvieron su lugar. Concretamente, un ratón. Uno muy difícil de cazar. Esta alocada y caricaturesca comedia nos cuenta la historia de los dos hermanos Smuntz, que, luego de la muerte de su padre (dueño de una fábrica de cuerda al borde de la banca rota), heredan una misteriosa y enorme mansión abandonada cuya existencia desconocían. La mansión resulta ser una pieza de colección invaluable y deciden ponerla en venta para solventar sus problemas económicos. El único problema es que la casa ya tiene un habitante que hará todo lo posible por evitar que los hermanos la vendan: un inofensivo ratoncito gris. La película, dirigida por Gore Verbinsky (que luego dirigiría la versión americana de The Ring y Piratas del Caribe), posee una fotografía fantástica, muy buenos efectos físicos y unas dosis de humor negro inusuales en una película infantil (la primera escena, del entierro del patriarca Smuntz, es de una mala uva magistral), además de la participación especial de un Christpher Walken totalmente pasado de rosca (qué novedad). En resumen: muy divertida, tanto para chicos como para grandes.



1) LA MALDICIÓN DE LAS BRUJAS (1990). Llegamos al final de este top con un "clasicazo". Había considerado otras películas para el puesto número uno, pero me decidí por esta porque creo que se merece más atención de la que recibe en esta época de remakes y universos cinemáticos de superhéroes. Basada en un libro de Roald Dahl, nos cuenta la historia de un niño llamado Luke, al que le fascinan las historias de misterio. Un buen día, Luke acompaña a su abuela en un viaje de vacaciones y ambos se quedan en un prestigioso hotel (dirigido por Mr. Bean en persona, Rowan Atkinson). Lo que Luke ignora es que en ese mismo hotel  se va a celebrar una convención anual de brujas, que, al descubrir la presencia de Luke lo harán vivir una auténtica (y ratonesca) pesadilla. La película destaca especialmente por sus notables efectos especiales y de maquillaje (esas brujas, en la escena en que muestran su verdadero ser, sí que dan miedo, miedo de verdad) y una magnífica Angelica Huston en el papel de la bruja líder. Entretenidísima y muy amena, cumple con creces y le hace justicia a la obra de Dahl.








Bien, amiguitos, hemos llegado al final de este top, que, visto lo visto, da para hacer una segunda parte con más películas, en algún otro momento. Hay mucha tela para cortar en lo que a películas familiares se refiere, de eso no hay duda. ¡Será hasta la próxima!

No hay comentarios.: