Bienvenidos

Aquí encontrarán contenido muy variado: desde cuentos debidamente ficcionalizados a análisis y soluciones de videojuegos, pasando por otras categorías indefinidas que podrán ser analizadas por los lectores mientras las estén procesando.

Búscame (si puedes)

viernes, 30 de septiembre de 2011

Asesinos del idioma

La tecnología es maravillosa, de eso no hay duda. Ha hecho nuestra vida más fácil, dinámica, divertida. Ha acortado enormemente las distancias entre las personas. Ha hecho que estemos permanentemente comunicados. Pero tanta ventaja, conlleva necesariamente un lado oscuro... o quizá más de uno. Pero uno de los más importantes, es el liso y llano destrozo del hermoso Idioma Español. Es como si toda la tecnología se hubiese aunado para conspirar en contra del idioma, como si hubiese cobrado vida propia (como las máquinas de Terminator) y en lugar de revelarse contra los humanos disparándoles rayos láser, los atacara haciendo que perdieran la capacidad de escribir, degenerando el idioma a un punto que resulta infrahumano. He aquí un pequeño recuento de los principales culpables tecnológicos de las atrocidades a las que día a día sometemos a nuestra lengua.

Teléfono Celular. También conocido como Móvil, Celu, Aparatito con muchas teclas, etc. Desde que se inventaron los mensajes de texto (y, por ende, los celulares para realizar tal función), el idioma se ha visto brutalmente  ultrajado, humillado y mutilado. Lo peor es eso último: las nefastas mutilaciones a las que la gente somete a las palabras, cortándolas a la mitad, desangrando letras, haciendo experimentos frankensteinianos al cambiar unas letras por otras y coserlas al resto de lo que alguna vez fue una palabra, para formar una especie de monstruo del abecedario, un engendro amorfo y atormentado, que si pudiera hablar seguramente diría: "Por favor, mátame". O, mejor dicho: "X fvr mtme". Esta calamidad se acentúa gracias al límite de caracteres que tienen estos aparatos y al hecho de que si te extiendes demasiado en un mensaje, te cobran más. En resúmen, el ceular atenta contra el idioma por el lado que más le duele a la gente: el bolsillo. Si escribir bien significa pagar más, entonces... ¡a escribir mal se ha dicho!



Msn Messenger. El servicio de mensajería instantánea por excelencia. La rapidez con la que la gente quiere comunicarse, hace que los dedos parezcan saltearse letras en el teclado, o que ni siquiera se molesten en presionarlas. No es extraño ver un "ke" en lugar de "que", o "me boy a la kama" en lugar de "me voy a la cama". Lo llamativo es que, a diferencia del celular, el msn no tiene un límite de caracteres, ni cobra más por escribir un mensaje más extenso. Aún así, la gente prefiere aplicar las mismas reglas que con su teléfono. De esta manera podemos observar a individuos zombis tecleando con una rapidez increíble, vocablos que solamente un interlocutor zombi puede comprender.


Twitter. En realidad esto se hace extensivo a todas las redes sociales (las cuales se merecen una entrada a parte, para hablar largo y tendido), pero menciono Twitter, por su famoso límite de ciento cuarenta caracteres.  Es como si esta red social obligara a la gente a estupidizar el idioma. Como si fuera poco que todo el mundo crea que su vida es tan importante como para publicar cada cosa que hace/dice/piensa, desde frases supuestamente "filosóficas" que hablan de algún aspecto de la vida, hasta los problemas que tienen a la hora de mover el intestino, a eso hay que sumarle que sólo pueda expresarlo en ciento cuarenta letras escasas. O sea, no me malentiendan, no hay problema con que quieras decir que esta mañana te levantaste con ardor de estómago, fuiste al baño, soltaste una diarrea descomunal, que parecía que se te iban a salir los intestinos y el estómago incluidos,  y cuando estabas por tirar de la cadena, viste que los fideos con salsa blanca que comiste la noche anterior estaban a medio digerir y formaban la cara de Edgar Allan Poe. Pero si vas a decirlo ¡hazlo con todas las letras! ¡Haz que valga la pena detenerse a leerlo! Intentar resumir esa expresión en ciento cuarenta caracteres es simplemente criminal. 

Taringa. En Taringa podemos encontrar lo que sea: juegos, programas de toda clase, películas, libros, información de lo más variada y heterogénea. Desde recetas de cocina a tutoriales para aprender programación. El problema de Taringa no es tanto el contenido, sino la forma: la gente que escribe, ya sea posts o comentarios, tiene un nivel de lectoescritura tan bajo que resulta insultante. Es como si Taringa fuera el centro de reunión de la horda (cada vez más grande) de analfabetos de Internet, el sitio predilecto de los cultores del mensaje de texto, que escriben "aser" o "suvir", (por poner sólo dos ejemplos). Prácticamente no hago uso de Taringa. Tan sólo entro cuando no tengo más remedio para buscar algo que quiero/necesito. Debo decir que casi siempre encuentro lo que busco. Pero he tenido que pagar un precio muy alto, sometiendo a  mis pobres ojos a leer posts tan mal escritos que resultan dolorosos y comentarios infrahumanos, aún más dolorosos. Lo peor de todo es que el sitio parece no tener control alguno sobre estas cuestiones. Vale decir que también hay autores que intentan escribir de manera decorosa, respetando mínimamente las reglas ortográficas, de sintaxis y redacción. Pero lamentablemente, son una pequeña minoría.

La lista sigue y sigue. La tecnología está conspirando en nuestra contra. Si no hacemos algo para detenerla, pronto comenzaremos a hablar como escribimos y el Idioma Español habrá desaparecido por completo, suplantado por una versión retrasada, deforme y sórdida del mismo. Es sólo una advertencia. Podría continuar, pero tengo que enviarle un mensaje de texto a mi primo para preguntarle si fk eqwy fdmñ as q x nc.
¡Ast l proxma!

1 comentario:

Sialmar dijo...

Touché!

;)