Bienvenidos

Aquí encontrarán contenido muy variado: desde cuentos debidamente ficcionalizados a análisis y soluciones de videojuegos, pasando por otras categorías indefinidas que podrán ser analizadas por los lectores mientras las estén procesando.

Búscame (si puedes)

lunes, 26 de julio de 2010

Top Five: Las peores aventuras gráficas que he jugado

¡Hola, amiguitos!

Aquí estamos de nuevo con otra entrada dedicada al fantástico mundo de la Aventura Gráfica, pero en esta ocasión no vamos a hablar de juegos buenos, sino de todo lo contrario. Porque el género, así tomo tiene títulos excelentes, también tiene unos cuantos que no lo son tanto. No voy a decir que las aventuras que componen este top sean LO PEOR que he jugado en mi vida, pero sin duda son las que menos me han gustado por una razón o por otra (o varias a la vez): gráficos, jugabilidad, errores de programación. etc.  Si a alguno de ustedes, que leen esta entrada, les gustó alguna de ellas, por mí excelente. Para gustos, colores.

Sin más preámbulos, comencemos:


5) RETURN TO RINGWORLD (Tsunami Media, 1994).  Basada en los personajes de la famosa novela de Larry Niven Mundo Anillo, es una historia totalmente paralela que a mí me resultó francamente aburrida. Al principio parece que te engancha, pero luego la tensión empieza a decaer y acabas jugando sólo para terminar de una vez. Algunos puzzles pueden ser bastante irritantes y otros demasiado fáciles. Los gráficos, eso sí, están muy bien, los protagonistas son bastante fieles a las descripciones que hace Niven en su novela.



4) CALL OF CTHULHU: Shadow of the Comet (Infogrames, 1993). Este juego, basado en el famoso cuento de H. P. Lovecraft La Ciudad sin Nombre, tiene una de las jugabilidades menos cómodas que he conocido. Lo de apuntar con el cursor hacia un objeto y esperar a que aparezca la línea punteada que indica que podemos interactuar con él es una mecánica a la que nunca me terminé de acostumbrar. No digo que sea un mal juego en su conjunto, la historia es muy interesante (si te gusta la temática del misterio y terror y la obra de Lovecraft, seguro lo disfrutarás) y los gráficos están muy bien. Es solo que las mecánicas nunca me terminaron de cerrar.




3) THE BIG RED ADVENTURE (Dynabyte, 1995). Gráficos caricaturescos simpáticos (aunque algo simplones) y sentido del humor, pero no es una buena aventura ni por asomo. No tanto por lo plano de su desarrollo, sino más bien por numerosos bugs, que hacen que el protagonista quede trancado en un lugar y ya no pueda avanzar. Es una aventura con potencial, que sin duda, daba para más, lástima que no esté todo lo bien pulida que debería.




2) ECSTATICA (Andrew Spencer, 1994). Uno de los primeros survival horror, que tiene cierto aire a Alone in the Dark en cuanto a los gráficos, pero carente por completo de sentido y de bastante menor calidad. Si en Alone in the Dark, veíamos a Carnby (y a todos los monstruos) hechos de una serie de polígonos, aquí los personajes son una serie de esferas, elipses y ovoides unidos entre sí, lo que les da un aspecto de ristra de salchichas. Lo peor de todo: el monstruo, lobo o centauro, o lo que sea (nunca pude entender exactamente qué es) que aparece al comienzo del juego, que nos golpea y nos golpea hasta matarnos, una y otra vez. No dudo que pueda llegar a ser un juego con potencial, pero yo jamás pude pasar de esa primera parte.


1) THE DARK HALF (Symtus, 1992). Es raro, pero parece que la mayoría de los juegos basados en novelas (así como las películas basadas en novelas) no logran llegar siquiera a los talones de estas. Y eso es lo que ocurre con Dark Half. No sólo por las incongruencias argumentales, sino, y sobre todo, por la pésima jugabilidad y los errores de programación que hacen que el juego se cuelgue una y otra vez. Nunca pude terminarlo, ni siquiera usando el DOS Box. Sencillamente es un juego que ha envejecido mal, lo cual es una lástima.