Bienvenidos

Aquí encontrarán contenido muy variado: desde cuentos debidamente ficcionalizados a análisis y soluciones de videojuegos, pasando por otras categorías indefinidas que podrán ser analizadas por los lectores mientras las estén procesando.

Búscame (si puedes)

martes, 22 de diciembre de 2009

Cómo preparar un examen en un mes

Válido para estudiantes universitarios y de secundaria
(Especialmente recomendado para estudiantes del IPA)

Esta es una guía práctica de pasos a seguir antes de rendir cualquier examen.

1) TREINTA DÍAS ANTES. Empezar a recopilar el material de estudio. Esto significa: ordenar los papeles, fotocopias, apuntes, libros, trencitos y demás, acumulados a lo largo del año lectivo. No es necesario empezar a leer nada, simplemente clasificar el material de estudio según un orden establecido arbitrariamente por el estudiante. Por ejemplo, se pueden ordenar las fotocopias por tema, por orden cronológico, por precio, etc. Esto se puede hacer varias veces por día para dar la idea a parientes y amigos que uno está dedicado en un cien por ciento al estudio.

2) VEINTE DÍAS ANTES. Empezar a estudiar despacio los temas más fáciles del programa. Dedicar al menos dos horas de estudio por día, durante una semana, con lapsos de descanso de media hora a cuarenta y cinco minutos entre tema y tema. Puede continuarse con la clasificación del material, para prolongar las sesiones de estudio.
 
3) QUINCE DÍAS ANTES. Empezar a sacar apuntes y hacer resúmenes de los temas más largos, si no fueron hechos previamente. Dedicar de tres a cuatro horas y media al estudio, concentrándose en los temas que le resulten más complicados. Se acepta consultar con compañeros, profesores, parientes, médicos, abogados, bomberos o con cualquier otro allegado para despejar dudas. No se recomiendo continuar con la clasificación del material, porque, a estas alturas, puede levantar sospechas en el entorno de que uno no está haciendo nada, que simplemente está “haciendo que estudia”.

4) DIEZ DÍAS ANTES. Empezar a levantarse temprano, esto significa, antes del mediodía, entre las ocho y las nueve y media. Extender las sesiones de estudio a cinco o seis horas, repasado los temas que se estudiaron por primera vez en la segunda etapa, esta vez con un grado de mayor profundidad. Comenzar a consumir café en cantidades generosas, sobre todo después de las doce de la noche.

5) SIETE DÍAS ANTES. Reducir las ocho horas de sueño estándar a cinco como máximo. Aumentar las dosis de café diarias hasta siete tazas, una cada dos horas. Llenar el espacio habitualmente utilizado para dormir estudiando con intervalos de descanso de quince minutos entre tema y tema.

6) TRES DÍAS ANTES. Reemplazar el café por anfetaminas, en caso de ser necesario. Reducir dos horas el período de sueño y aumentar dos horas el período de estudio. Se recomienda especialmente consumir barbitúricos a fin de aplacar los nervios (pero sin exceder la dosis de anfetaminas). 

7) DOS DÍAS ANTES. Hacer un repaso general pero profundo de la mitad de los temas a estudiar para el examen. No leer nada que no esté relacionado con los temas de estudio, por lo que quedan exentos diarios, revistas, novelas de Corín Tellado, horóscopos, manuales de electrodomésticos, listas de la compra y demás, ya que la lectura de estos materiales puede interferir con lo estudiado previamente. Aumentar la dosis de calmantes, sin descuidar las anfetaminas.

8) EL DÍA ANTERIOR. Levantarse temprano, preferentemente antes de la salida del Sol. Tomar una ducha fría de al menos dos horas y luego hundir la cabeza en un balde con hielo durante cuarenta y cinco minutos. En caso de presentar dolor de cabeza, tomar dos blisters enteros de aspirina, bajándolos con café cargado, seguidos de una cucharada de Valium. Hacer un repaso general y exhaustivo de la segunda mitad de los temas de examen y luego hacer un repaso general de todos los temas. Es válido despejar dudas con profesores, compañeros, familiares, etc. Se permite llamarlos por teléfono después de las once de la noche, o amenazarlos de muerte si se niegan a cooperar. Evitar contacto directo (físico, visual o de otra índole) con cualquier otro ser humano, animal o vegetal, ya que puede interferir en la concentración del estudiante y resultar gravemente herido. No recibir llamadas telefónicas, mails, mensajes de texto, cartas, faxes, palomas mensajeras, ni cualquier otro intento de comunicación por parte del mundo exterior. No escuchar radio, ni mirar televisión, ni entrar a Internet, a menos que sea para consultar material relacionado con los temas de estudio. Evitar dentro de lo posible, contacto con personas, animales u objetos que puedan despertar emociones violentas en el estudiante (por ejemplo, parientes indeseables, perros de vecinos, periodistas deportivos, etc.)

Cortarse las uñas a fin de evitar su consumo. Antes de irse a dormir, se recomienda volver a hundir la cabeza en un balde con hielo por al menos treinta minutos. Es preferible irse a dormir temprano, no después de las diez y con la previa consumición de una generosa ración de somníferos. Se recomienda especialmente no soñar y utilizar ropa interior de hule a fin de evitar mojar la cama.

No hay comentarios.: