Bienvenidos

Aquí encontrarán contenido muy variado: desde cuentos debidamente ficcionalizados a análisis y soluciones de videojuegos, pasando por otras categorías indefinidas que podrán ser analizadas por los lectores mientras las estén procesando.

Búscame (si puedes)

viernes, 23 de octubre de 2009

Mi lista negra

1) LAS COMPUTADORAS DEL IPA. Nunca funcionan bien, ni siquiera las computadoras nuevas que compraron este año. Siempre hay problemas para entrar a Internet y a la casilla de correo. Tardan una eternidad en cargar las páginas y, cuando lo hacen, quedan mal cargadas y con errores. La verdad, no entiendo por qué les cuesta tanto. ¿Qué pasa? ¿Internet no quiere al IPA o el IPA no quiere a Internet? ¿Es parte del plan Ceibal que las computadoras no funcionen en el IPA? ¿O será que los inútiles de los funcionarios encargados de la sala no saben conectar bien los cables? La verdad, me inclino más por la tercera idea.

2) ESPACIO CURRICULAR INTEGRADO (ECI). Creo que esta materia empeora cada año. El año pasado, al menos había clase. Mala, casi siempre, pero había. Este año, ni siquiera eso. Los profesores faltaron tanto que me parece que la última clase propiamente dicha de ECI fue a finales de abril (ahora estamos en octubre y falta una semana para que terminen las clases). Después hubo algunas más, pero la profesora de biología era la única que venía (cuando se supone que tienen que estar los de las tres materias: biofísica, bioquímica y biología celular) y utilizaba las horas de ECI para adelantar temas de su materia. Como si esto fuera poco, se suponía que el parcial final iba a ser una clase que teníamos que dar nosotros sobre algún tema que propusieran los profesores y que involucrara a las tres materias... pero por falta de tiempo, por falta de organización, por pereza, apatía o vaya uno a saber qué, esto no va a poder ser. Ya no hay tiempo. En su lugar, nos espera un parcial escrito sobre fotosíntesis, que para peor hay que hacer un sábado de mañana. ¡Patético!

3) EL 151. Viajar en este ómnibus es un verdadero suplicio. Un viaje de Portones hasta el IPA tarda sesenta minutos, o a veces más. Una vieja artrítica que usa bastón camina más rápido que este ómnibus... A veces veo viejas de estas caminando por la calle mientras estoy viajando y la moral se me viene al piso. El 151 es el culpable de muchas de mis llegadas tarde. Tengo que salir una hora antes de mi casa para llegar al IPA justo sobre la hora. La pregunta es: ¿Por qué cuernos demora tanto? ¿Acaso es un ómnibus que funciona a pedal? ¿O será que el conductor tiene prohibido ir a una velocidad que supere los seis kilómetros por hora? Lo único que me sirve de consuelo es que no es el único ómnibus que me sirve.

4) EL PERRO DEL VECINO. No estoy seguro de si es perro o perra porque nunca lo ví, ya que un muro de bloques (rematado con un alambre de púas digno de una película sobre Alcatraz) separa el patio del vecino del mío, pero de lo que estoy seguro es de que es insoportable. Sus ladridos son como un taladro que se escuchan a cinco cuadras de distancia. Y lo peor de todo es que se pone a ladrar a partir de las ocho de la noche hasta la una o dos de la mañana. A este simpático animalito le gusta trabajar de noche. Aunque, en realidad, creo que no es culpa del perro, sino de su dueño. El pobre animal pasa las veinticuatro horas del día en el patio, haya frío o calor, esté lloviendo o granizando. A veces, lo escucho ladrar como si rogara que lo dejaran entrar, sobre todo los días de lluvia o de mucho frío... Me sorprendería que le den de comer al menos una vez al día. Estoy seguro de que más de una vez ha ladrado de hambre. Ojalá algún día se intercambiaran los papeles, y sea el dueño el que tenga que dormir en el patio y el perro en una cama dentro de la casa.

5) LA PROFESORA DE EPISTEMOLOGÍA. No voy a mencionar su nombre aquí, porque no es necesario. Pero es una de las personas más despreciables que conocí en estos últimos años (y eso que en los últimos años conocí a unas cuantas personas despreciables, pero eso daría para otra lista negra mucho más larga). Desde el primer día de clase me cayó mal. Altiva, prepotente, malhumorada, grosera en la forma de tratar a los alumnos. En una palabra, intragable. No es de extrañar que la mayoría (entre los que me incluyo) hayan abandonado su materia. Creo que después del primer parcial no quedaron más de cuatro o cinco personas en la clase. ¡Una pena!

6) EL PROFESOR DE EDUCACIÓN PARA LA SALUD. Tampoco voy a mencionar su nombre aquí, pero es otra de las personas despreciables que conocí en estos últimos años. Parece que por sus venas no corre sangre, sino una mezcla de jugo de limón, ácido de batería y antipatía pura. La profesora de epistemología, por lo menos saluda cuando entra a la clase. El de EPS (Educación para la salud), en cambio, es incapaz de decir “buen día”. Es como si esas dos palabras no formaran parte de su vocabulario. Y lo peor es que de cada diez clases, en nueve está de un humor de perros.

7) LA PROFESORA DE PEDAGOGÍA II. Esta profesora no es antipática. Más bien, todo lo contrario. Pero lo bueno sería que diera clase alguna vez. Porque desde que empezó, no hace otra cosa que hablar de dos temas: Silvio Berlusconi y Marcelo Tinelli. Yo estoy de acuerdo con la mayoría de las cosas que dice sobre ellos (por ejemplo que son sexistas, corruptos, fascistas, entre otras características fascinantes), pero sería mejor que alguna vez hablara de los temas de su materia. ¡Y después se enoja porque a casi todo el mundo le fue mal en el parcial! (gracias a Dios, yo no soy uno de estos... Digo “gracias a Dios”, porque es un milagro que me haya ido bien).

8) EL REPRODUCTOR DE DVD. Francamente, no entiendo qué le pasa. Al principio funcionaba bien. Pero desde hace un buen tiempo a esta parte, no. Parece que se volvió caprichoso con las películas que debe reproducir. Porque reproduce algunas y otras no. Es como si el aparato eligiera qué es lo que debo ver y qué no, como si tuviese un mecanismo interno que le permite determinar cuales películas contienen escenas que pueden herir la sensibilidad de los telespectadores y cuáles películas son ATP (Aptas para todo público, no Adenosina tri-fosfato, se entiende). Si es así, tengo que reconocer que es una pieza de tecnología realmente fascinante.

9) LOS PROGRAMAS DE “TALENOS”. Creo que la palabra que mejor los define es: INSUFRIBLES. Y la escribo no con I mayúscula, sino con todas las letras mayúsculas. “Talento Argentino” (¿Desde cuándo los argentos tienen talento? Bueno, no es que en este país haya un acervo de talento cultural muy elevado. Si lo mejor que tenemos para exportar es Claudia Fernández, Mónica Farro y Osvaldo Laport, es que estamos en problemas), “El casting de la tele” (creo que el uruguayo es diez veces peor), “Cantando en la oficina” y no sé qué otros, son todos la misma porquería. Son la evidencia perfecta de la falta de “talento” de los productores televisivos de este país y del país vecino, que ya no tienen ideas (ni siquiera malas) y tienen que recurrir a la gente “común” para que piensen por ellos. (Me parece que me excedí con el uso de las comillas. Pido disculpas por eso). Y lo peor es la gente que va a estos programas a mostrar su “talento”. Es increíble lo que algunos son capaces de hacer por quince segundos (no ya minutos, sino segundos) de fama. Es increíble ver a toda una caterva de infradotados, pasando por un escenario, uno tras otro, haciendo las cosas más bizarras que puedan imaginarse. Y lo más sorprendente es que esa misma gente se cree que lo que hacen es un talento. Lo creen de verdad. Creen que es un arte prenderse fuego el pelo mientras cantan desafinando o tragar litros y litros de agua para luego escupirla en un tarro. En los últimos años la televisión ha empeorado. Ha empeorado mucho. Se ha convertido en un circo caníbal, obsceno e inculto (del cual Tinelli es uno de los principales fundadores, me atrevería a decir) en donde el rating es la prioridad número uno, y es aceptable hacer literalmente cualquier cosa con tal de conseguirlo.

10) LOVE IS NOISE. Esta canción de la banda británica The Verbe es una de las peores que he escuchado (exceptuando por supuesto las melodías de Ricardo Arojna). No tanto por la calidad de la letra, sino por la canción en sí. Porque es sencillamente inescuchable. Lastima el oído como la alarma de un auto que suena una y otra vez. Sobre todo por ese sonido distorsionado y extraño que se escucha al fondo, que parece el llamado de apareamiento de un extraterrestre malherido. Y es sorprendente, porque The Verbe fue una de las mejores bandas de brit-pop de los años noventa (casi tan buena como Oasis o Blur). La canción “Bitter sweet symphony” sin duda se convirtió en un himno característico de la época (como “Wanderwall” de Oasis o, en el otro extremo, “Smells like teen spirit” de Nirvana), pero lamentablemente The Verbe no ha logrado ni siquiera igualar la calidad de esta gran canción. “Love is noise” hace honor a su nombre. Al menos, en eso acertaron, pero no es suficiente.

1 comentario:

Mane dijo...

Bueno ahora voy yo:
El 701 desde canelones a montevideo, este omnibus si que se hace desear pasa cada 1/2 hr o 45min donde lo pierdas tu mejor opcion es agarrar los alambres de las cuadernolas y cortarte las venas y llamar al 911 que de seguro llega antes el 701.
El profesor de Fisicoquimica de las Interfases, el tipo realmente debe tener acido de pila en la sangre ya que trabaja bastanet con eso, lo unico que sabe hacer es hablar de los paises que visito enseñando y aprendiendo, contando sus ideas merecedoras de premios que ni siquiera se han inventado y por eso seguramente nunca recibio.
El examen de Biologia Celular, las preguntas mas intrepidas, intrincadas, imposibles de saber, y las micrografias menos esperadas aparecen siempre en el y lo digo con propiedad porque lo perdi 4 veces y lo peor de todo que lo perdi por 1 punto en el practico (Digno de cortarme nuevamente las venas o tomarme un buche de sulfurico)
El plan de estudio de la Lic en Bioquimica año 2003, imposible trabajar y estudiar en facultad de ciencias, los horarios de los teoricos son imposibles, y no se puede dar examenes libres, debemos cursar una materia humanistica que la verdad cual de todas es mas embolante e inutil.
Quimica Organica II Teorico, por suerte esta lejos en el tiempo y es un trauma que llevare conmigo y no habra psicologo que logre curarme.
Los avisos politicos, no hace falta decir que por suerte se terminan espero!!!!!!
Gente despreciable hay y muuuucha por eso voy a obviarlos esta vez.
En fin........se me ocurren algunas mas pero que sentido tiene escribir hasta que mis deditos sangren y sangren y mi vista ya no resista.
Fede te mando un beso,y comparto lo del 151 sobre todo cuando tengo que ir hasta el prado ya que demora of course mas de 60 minutos jeje
besote